Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘gastronomía’ Category

.………Iniciadas felizmente las vacaciones de verano, vacaciones “informáticas” incluidas, no voy sin embargo a dejar desatendidos durante este período a los lectores de este blog. Así pues, un tanto apresuradamente, he programado (se supone que se publicarán de manera automática) para los próximos cinco miércoles la aparición de algún vídeo de temática diversa y más o menos desenfadada y/o ligera (aunque algunos tienen su miga) como corresponde a la estación. Eventuales comentarios tendrán, en su caso, la debida réplica con el regreso a la normalidad laboral. Empezamos…

……….Dos tomates, uno transgénico y otro campesino, se citan en un bar después de haberse conocido a través de un chat en internet… Una divertida producción de VSF basada en la idea original de Aníbal Gómez interpretada por Joaquín Reyes y Carlos Areces.

.

.

 ……….Julio, 18 de julio de 2012.

.

Read Full Post »

……….Aunque veremos si este verano no nos va a tocar, con ganas o sin ellas, bañarnos en la piscina municipal a causa de la sequía (-iba a decir “la pertinaz sequía”, atavismo de los criados en tiempos del NO-DO-), me ha parecido oportuno ofreceros un texto que apareció publicado hace bastantes años en un fascículo coleccionable del periódico valenciano Las Provincias y que, en su momento, decidí conservar y escanear.

……….Redactado como libro de viaje, (“eco-rutas”), el “Río de Cristal”, como lo denomina, se nos describe principalmente entre las localidades de Puertomingalvo y El Castillo de Villamalefa, prestando alguna atención a su morfología, flora y fauna de su entorno, y contiene asimismo breves notas sobre la cultura e historia de sus pueblos. Se afirma en dicho texto que “la calidad de sus aguas puede considerarse excelente” y, sin duda, así será por comparación con otros ríos, pero os confieso que… hace ya muchos años que dejé de beber sus aguas si tenía sed. En fin… espero que su lectura sea de provecho pedagógico.

.

16 páginas a un clic sobre la carátula

.

……….Julio,  27 de junio de 2012.
.

Read Full Post »

El horno y sus turnos

Hacer pan, es muy fácil, solamente se necesitan 4 ingredientes:
Agua
Harina
Levadura
Sal
Se deshace la levadura en el agua templadita, se añade la sal, y se va echando la harina poco a poco, hasta que se despega de las maños (por eso se dice harina la que admita) y se pueda trabajar bien. Se tiene que trabajar muy bien la masa, y una vez está, se tapa y se deja subir (hacerse buena la masa). Una vez está, se le da la forma, barras, panecillos, hogazas (pan redondo), y se vuelve a dejar un ratito más para que termine de subir, se le da un cortecito a la masa, se mete en el horno, y ya está…
Parece fácil el tema, ahora con los hornos eléctricos, no hay problema, solo es cuestión de tiempo y sobre todo maña, pero algo que ahora parece tan sencillo, no hace tantos años, cuando los panes se hacía en hornos de leña, todo era mucho más complicado, y aquí es donde quería llegar yo, ¿Sabéis como funcionaba el horno en Ludiente?.
He estado hablando con las dos “Carmenes “, que conozco, y para empezar, me contaron que el horno funcionaba por turnos, es decir, cada semana, los miércoles y sábados, le tocaba a una familia hacerse cargo de el. Esto era debido, a que entonces el horno funcionaba como una especie de cooperativa.
Lo primero que hacían era ir el hombre, con ayuda del macho para llevar la carga, a por la leña. Por la tarde encendían el horno, cargándolo a tope de leña y con troncos gordos, una vez encendido, para que no se perdiera el calor, se sellaba la puertecita del horno, con una mezcla de ceniza y agua, y se dejaba funcionando. Al día siguiente se barría bien el horno de la ceniza, dejando las brasas en un rincón para que además de mantener el calor, iluminaran para poder ver lo que se cocía. A la familia que estaba encargada esa semana, se le pagaba con una parte de lo que amasaba cada persona que iba, de las roscas que se hacían se le daba una cocida, del pan, 1 pan en masa (sin cocer), si se torraba calabaza un trozo, o si se torraban pimientos, boniatos, patas, etc, también se les daba uno, a este pago se le llamaba (perdonar pero así me lo han dicho) “La poya”. Después, estaban las personas de fuera, o que no hacían turnos, a las que se les cobraba 1 duro por “llanda”. La familia encargada, se ocupaba de todo, meter las cosas en el horno, preocuparse de que no se quemaran, sacarlas y colocarlas en su sitio, para que cada persona se llevara lo suyo. Cuando todo había finalizado, tenían que encargarse de sacar la ceniza, y limpiarlo todo, dejándolo impecable para la próxima hornada.
Como anécdota decir, que a la hora de pagar, también había picaresca, había quien se hacía la loca y no dejaba su parte, o quien cambiaba un bollo por el de la vecina porque el suyo era un churro, y os imagináis cuando se juntaran las mujeres para hacer las roscas, o rollos que se reparten en cualquier fiesta, digo yo que algún chupito de aguardiente o anis caería, eso debía ser como Radio macuto (hay!! cuantos romances y chismes habrán salido de ahí…).
En los últimos años, cuando dejaron de hacerse los turnos, fue Josefina, quien se encargo del horno, y por suerte yo aún he tenido la oportunidad de conocer su funcionamiento y llevar el sábado las patas para asar, y recogerlas cuando subíamos del rio.

Read Full Post »

Este sábado 21 de enero, se celebra el San Antonio en Ludiente. Por supuesto, por la noche habrá hoguera y bendición para los animales y el domingo misa; además para todos los que se apunten la fiesta empezará el sábado por la mañana con la preparación de embutidos y la fritura para disfrutar de un día muy especial con todos los vecinos.

Nos vemos allí.

Read Full Post »

PASTIZOS DE NAVIDAD

Leyendo el comentario de Eva, en el que dice que su madre hace los mejores buñuelos, y que suele obsequiar a la familia con este manjar en Navidad, se me ha venido a la mente un postre muy típico de estas fechas, yo creo, por lo menos hasta donde yo sé, es muy típico en toda la provincia de Castellón.
Como indico en el titulo, son los “Pastizos de Navidad”, me vais a perdonar los Ludientinos, pero para mí son y serán “Els passtiset de Nadal”.
Ya se sabe que en estas fechas el tema de las dietas y comidas sanas pasan a un segundo plano, y quiero decirte Daniel, que esta receta es totalmente compatible con la dieta vegetariana, ya que el relleno lleva verdura (más o menos), en cuanto a la dieta, supongo que si te los comes con mucho, mucho, mucho cariño… mejor dejémoslo estar.
He estado revisando, en el libro de mi padre, pero parece ser que en cada zona lo que es la forma de elaborar la pasta, varia, aunque los resultados al final son los mismo, perdonad si en Ludiente no es exactamente igual que la que voy a poner, pero al final le he tenido que preguntar a mi madre, ya que creo es la mas sencilla y doy fe de ello, que salen buenísimos.
Ingredientes: Aceite, licor al gusto, harina, un huevo, azúcar, y confitura de moniato o cabello de ángel.
Para la masa simplemente utilizaremos:
– Tres tazas medianas de aceite.
– Dos tazas de vino blanco dulce, (mistela, moscatel, mitad de anís-mitad moscatel, aguardiente, al gusto). Mi madre pone moscatel.
– Harina, la que admita. (Hasta que no se te pegue la masa en las manos).
Primero batir bien el aceite y el licor, cuando este todo bien ligado empezar a añadir la harina, (si está tamizada mejor), poco a poco, hasta encontrar el punto a la masa.
Dejarla reposar un rato.
Importante, si haces los pastizos en compañía de las amigas, buen momento para chupito de licor.
Cuando ya esté reposada la masa, hacer bolas, teniendo en cuenta del tamaño que queremos que salga el pastizo. Aplanar la bola dejando la forma de circunferencia, el grosor no debe ser ni muy fino, ni muy gordo, poner un poco de la confitura en una mitad, y doblar, con un tenedor sellar el borde, o para las que tienen arte, hacer como una orilla dando pellizquitos a la masa. Con el huevo batido, pintar el pastizo, y añadir un poco de azúcar por encima, hay quien también le pone canela. Listo para hornear.
– La confitura la venden ya preparada en latas, ya que encontrar moniatos, o calabaza de cabello no es muy habitual. De todas formas si a alguien le interesa puedo decirle como se hace la confitura.
Por cierto, y ya para despedirme, no sé si en Ludiente hay costumbre o no de hacerlo, pero por aquí por Castellón, no es de extrañar obsequiar a los amigos o a la familia con una bandejita de passtisets. A los que os dais por aludidos en cuanto a la amistad, deciros que no pidáis que yo lo haga, ya que normalmente es a mí a quien obsequian. (Je,je,je).
Bon profit!!!!

Read Full Post »

“la fredura”,

Con la Llegada del frío, durante los meses de invierno, como todos sabemos aunque solo haya sido de oídas, en la mayoría de las casas se hacia el “mata cerdo”, en Ludiente tengo oídio que es “El mata puerco”, corregirme si no es así.  Durante un par de años, hemos tenido la suerte de poder revivirlo, y muchos de los jóvenes y no tan jóvenes que nunca habían visto como era esto de la matanza, pudieron participar, y ver como es, la fiesta que se forma, como cada uno tiene su papel, hombres, mujeres y niños.

En casa, siempre he oído contar, como mis abuelos, compraban un cerdo, y un pollo (un lujo que solo se podían permitir comer en navidad), los criaban, y después daban buena cuenta de ello. Siempre he oído decir, lo buenas que eran y lo bien que hacía mi abuela las morcillas, chorizos, y las “tármeas”, una especie de chorizo pero más suave, en Ludiente no las conocéis, pero en cambio tenéis las picañosas, alucine la primera vez que las probé, me la dieron después de un vaso de leche, para almorzar…

La fredura, o fritura, era una parte más de esta fiesta, se hacía, y se hace, con la costilla, longanizas y lomo, y es tan fácil de hacer, que espero que si alguien lee esto, y se atreve con ello, nos lo cuente.

Lo primero que hay que hacer, es salar la costilla y el lomo, dejarlas en un “llibrell”, fuera de la nevera, para que  vaya escurriendo  (suelta toda el agua la carne), antiguamente en las Porchas, dejaban secar la carne durante unos días. Una vez este ya preparada, se corta la costilla en trozos (como si fuera para la paella), y el lomo a filetes, estos no tienes que ser muy finos, ya que si no, salen secos, tampoco os paséis de gordos. En cuanto a las longanizas, para hacer el frito no tienen que estar tiernas, por lo que deberéis comprarlas antes y dejarlas secar, para cuando decidáis hacerlo, estén en su punto.

En una sartén o paella honda, poner abundante aceite, por supuesto de oliva, e ir friendo primero las longanizas, la costilla y el lomo, cada cosa por su lado, el fuego tiene que ser suave, para que no se queme, y no lo friáis demasiado. Sacaremos la carne y las longanizas, las dejaremos enfriar. Una vez este la fritura tibia, podemos ponerlas en los tarros de cristal, mezclando las tres cosas, y estos, se rellenaran de aceite, importante, si no está muy sucio el aceite que hemos utilizado, una vez enfriado, lo colaremos y podemos utilizar este, si está muy sucio lo desechamos. En el caso en que este aceite no nos valga, o hagamos corto, haremos lo siguiente, en una sartén limpia, calentaremos el aceite nuevo que necesitemos, con mucho cuidado de no quemarlo (que no eche humo), apartaremos del fuego, lo dejaremos enfriar, y terminaremos de llenar los tarros. Y ya está.

Por cierto, antes, la fredura,  fridura o fritura,  se guardaba en orzas, recipientes de barro.

Read Full Post »

         

          Enfrascado como estoy en otros muchos menesteres, al tiempo que apesadumbrado por no hacer los “deberes” con nuestros lectores, recurro de nuevo a las fuentes documentales más excelsas que, en este pueblo, jamás hayan sido publicadas -esto es, los programas de fiestas- [en concreto y para la ocasión, el programa de fiestas del verano de 1989] para, a continuación y sin su permiso, aplicar de nuevo la inefable técnica del copia-pega y ofreceros debidamente escaneado y sin mayor comentario sobre el fondo del asunto, del que nada sé, el siguiente texto de Mila Barberá Ibáñez, que se curró, con excelente resultado, el apetitoso tema. Me lo acabo de releer y me ha entrado hambre.

 

          (además me ha hecho rememorar las ollas “abandonadas” a decenas –ya están casi todas rotas o expoliadas- en cada una de las masías deshabitadas, siempre con las bajos requemados por la lumbre. ¡Qué ollicas más sabrosas se cocinarían con ellas! Ñam, ñam…)

 

           

         

 

          ¡Que os aproveche!

 

Haced clic en la foto para la descarga y lectura íntegra del texto en pdf.

 

   

          Julio, 24 de noviembre de 2011.

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: