Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘BENACHERA’

……….El patrimonio cultural valenciano es una de las principales señas de identidad del pueblo valenciano y el testimonio de su contribución a la cultura universal. Los bienes que lo integran constituyen un legado patrimonial de inapreciable valor, cuya conservación y enriquecimiento corresponde a todos los valencianos y especialmente a las instituciones y los poderes públicos que lo representan.” Ley 4/1998, de 11 de junio, de la Generalitat Valenciana.
.

© Daniel Belenguer

.
……….Hace ya varios meses que me fotocopié un tocho de leyes y decretos de desarrollo relativos al patrimonio cultural con ánimo de analizar su articulado en vistas a denunciar con el necesario conocimiento de causa la persistente infracción de sus preceptos en Ludiente. Confesaré sin embargo que, pereza y falta de tiempo, además de las severas admoniciones de mi psicoanalista, se conjugan para, al menos de momento, abandonar la idea. Efectivamente, sólo la lectura del primer párrafo del preámbulo que inicia este post me provoca una poco saludable risa nerviosa que me impide continuar sin que un indignado cabreo se apodere de mí al instante.

……….En ese cúmulo de buenas intenciones con forma de texto legal se establecen varias categorías de bienes patrimoniales con distintos grados de protección legal. Los que gozan de la mayor son los Bienes de Interés Cultural (los BIC’s), le siguen los Bienes de Relevancia Local (los BRL’s),… hasta llegar a los bienes inmateriales, donde podemos encuadrar los elementos etnológicos. Un BIC es una cosa muy importante… Pues bien, si consultamos la web de la Consellería de Cultura, en concreto la de la Dirección General de Patrimonio Cultural, descubrimos que en Ludiente tenemos varios BIC’s declarados, un par de BRL’s y, como no, disponemos de un listado de Bienes Inmuebles de Etnología. La triste hilaridad a la que antes me refería surge cuando, pasada la sorpresa inicial, comprobamos perplejos que ninguno de nuestros BIC’s cuenta con nada más allá de una declaración “de oficio”,… genérica,… sin consistencia alguna. Vayamos por partes.
.

.
……….Son ludientinos BIC’s los siguientes:

Castillo de Bounegre

Iglesia Fortificada

Torre de Giraba

……….Veréis que todos ellos responden a la tipología de edificios militares (castillo, edificio religioso fortificado y torre defensiva respectivamente) y esa misma característica común, su categoría de “monumento” (art. 26.1.A letra a) de la LPCCV), es la que los hace merecedores de su declaración “genérica” (art. 29.4) de bien de interés cultural. Ni expediente, ni anotación, ni descripción, ni inscripción, ni documentación alguna. Nada de nada. Nada se sabe oficialmente sobre dichos bienes. En otras palabras, ni la Consellería, ni el Ayuntamiento tienen la más mínima idea de lo que hay, del contenido cultural, por así decir, que albergan dichas declaraciones… de ese, siempre desconocido, “…legado patrimonial de inapreciable valor cuya conservación y enriquecimiento corresponde…” especialmente a ellos.
.

© Enrique Ruiz

.

……….Quizá ello explique lo que ha ocurrido y está todavía ocurriendo con la rehabilitación de la Iglesia Vieja o el total abandono y olvido de la Torre de Giraba. Pero esto será objeto de análisis en próxima ocasión… acabemos primero por desglosar nuestro oficial “patrimonio cultural”.

……….Sabed que son Bienes Inmuebles de Relevancia Local de Ludiente los siguientes:

Ermita de la Virgen del Pilar  y la
Iglesia Parroquial de la Natividad de Nuestra Señora

……….…y, de nuevo, lo son exclusivamente, que no por otra cosa, a tenor de lo que establece la Disposición Adicional Quinta de la Ley 5/2007, de 9 de febrero, de la Generalitat Valenciana (“…la arquitectura religiosa anterior al año 1940…”). Y me pregunto,… ¿porqué no disfruta de tal consideración la Ermita de Santa Rosa de Lima de Benachera? O incluso la pequeña capilla que había en La Morilla, aunque ya hace años que se derrumbó. O por qué no declarar BRL’s los hornos comunales de Ludiente y de Giraba al amparo de la misma disposición (“…salas comunales anteriores al s.XIX…”).
.

© Joana Cebrián

.

……….Por último, aquí podéis consultar el listado de Bienes Inmuebles de Etnología de Ludiente según la Consellería de Cultura, así como curiosear las fichas individualizadas de las zarandajas a las que irónicamente, por no decir con toda la mala leche posible, me refería en el título que antecede a estos párrafos. Hasta diecinueve “inmuebles” se relacionan, tales como El Lavadero, La Presa, Las balsas de La Fuente La Higuera, etc. El listado, además de discutible, se queda obviamente muy corto. Claro que, desde otro punto de vista, es un alivio que no esté, por ejemplo, la Fuente’l Lazaroyo de Benachera. El escarnio sería mayúsculo después del atentado que allí, como recordaréis, se cometió recientemente (véase). Las fichas las firman el grupo Estepa  y la UCV y aparentemente su realización no obedece tampoco a ninguna iniciativa municipal, sino a una campaña de inventariar bienes etnológicos promovida por la Consellería.

……….Mejor dejemos aquí de momento el tema para otra ocasión… La rehabilitación de la Iglesia Fortificada merece su espacio propio.

.

……….Julio30 de abril de 2013.

.

Read Full Post »

.

“LA APARENTE COMPLEJIDAD DEL TÉRMINO PATRIMONIO RURAL

 

……….La definición de patrimonio suele suscitar múltiples problemas, ya que se trata de una noción con cierto sesgo subjetivo –¿quién decide si un elemento es o no patrimonial?– y sumamente cambiante con el transcurso del tiempo [-Cualquier objeto o construcción puede convertirse en patrimonio con el paso de los años, pero no simplemente por su antigüedad sino por el bagaje cultural e histórico acumulado-]. En el mundo serrano, para agregar complejidad a esta cuestión, se produce una simbiosis entre naturaleza y cultura –las sociedades montanas han vivido íntimamente ligadas a los recursos naturales– por lo que ambas realidades –en conjunto o por separado– pueden constituir una auténtica riqueza patrimonial: el propio paisaje (una ladera abancalada), un árbol (un ejemplar monumental de cualquier especie), una masía… El patrimonio, en efecto, es generado de forma involuntaria por el propio uso del territorio a lo largo de los siglos. A menudo las construcciones resultantes llevan la firma de personas anónimas que simplemente intentaron dotar a la sociedad de los medios necesarios para realizar un aprovechamiento integral de los recursos naturales y garantizar su propia supervivencia en tiempos de necesidad.

……….Los rasgos elementales de este patrimonio –algo legado o heredado, con valor añadido por encima de su coste de mercado, digno de ser conservado y que genera un cierto sentido de pertenencia en la sociedad [-El patrimonio suele definirse como una herencia común o colectiva de la sociedad-.]–subyacen en el medio montano y/o rural. En definitiva, catalogaríamos como patrimonio rural de montaña todas aquellas construcciones, herramientas, costumbres, tradiciones, elementos de la naturaleza o intangibles –como la toponimia– u obras de todo tipo que se encuentren en el medio rural, [-La propia definición de medio rural suele generar muchos problemas, aunque en España se consideran rurales aquellos municipios con menos de 2.000 habitantes y, generalmente, también los que tienen una población inferior a 10.000.-] tanto en los núcleos urbanos –no son objeto de estudio en estas páginas– como dispersos en el territorio.

……….Se trata, por tanto, de un patrimonio generado mayoritariamente por agricultores, pastores, carboneros, leñadores… Una parte de la población sin excesivos conocimientos culturales en el pasado pero que utilizó su sabiduría e ingenio para erigir una serie de construcciones funcionales y adaptadas a las necesidades de cada momento: una barraca para guarecerse de la lluvia o incluso pasar la noche; un corral con barracas integradas; un refugio insertado en el muro de un bancal; un aljibe para recoger agua de lluvia; una balsa para acumular agua de escorrentía superficial; pozos; masías; kilómetros y kilómetros de paredes para delimitar azagadores y cañadas; norias para elevar agua; y un largo etcétera. Todos esos elementos integrarían esa categoría específica que aquí definimos como patrimonio iletrado[-Otros autores han preferido denominaciones como patrimonio ignorado, patrimonio menor, patrimonio y/o arquitectura popular o patrimonio no catalogado. Con este nuevo término no se pretende añadir complejidad ni aumentar las clasificaciones existentes –cada una puede tener su propio matiz–, sólo se intenta reconocer el trabajo de personas anónimas que fueron capaces de generar una arquitectura característica y eminentemente útil en un tiempo y un territorio concretos de los que no puede/debe disociarse-] y que va a ser el hilo argumental de este artículo. Son edificios modestos que no llevan firma de su arquitecto –sólo en casos excepcionales aparece el año de construcción grabado en alguna piedra o en la cal de una fachada–, pero que sintetizan historia, economía, aprovechamiento del territorio, paisaje, relaciones sociales… Son auténticos testigos de un modo de vida que se extingue sin remedio. El reto para la sociedad actual es preservar una parte de esas edificaciones y su vasto contenido cultural. Castellón, como segunda provincia más montañosa del país, atesora una riqueza prácticamente inabarcable..”

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

.

……….¿Os suena, no?…

……….Sí, otra vez una pequeña porción del excelente artículo de Javier Soriano Martí, doctor en Geografía e Historia y profesor asociado del Área de Geografía Humana del Departamento de Historia, Geografía y Arte en la Facultat de Ciències Socials i Humanes de la Universitat Jaume I de Castellón, nos sirve de introducción para continuar la serie en este blog dedicada al patrimonio rural iletrado en Ludiente. [-interesados en (re)lectura íntegra del artículo clic aquí-]

……….Sí, otra vez,.. nuestra hermosa herencia… hablaremos aquí esta vez de caminos empedrados…con sus escalones, su murete-barandilla, sus desagües,…en ocasiones, enmarcados en callejas, perfectamente diseñados para servir a una única función, (facilitar el paso de personas, con sus caballerías y su carga,…de ahí su anchura más o menos estándar), salvando con cómodas lazadas el desnivel existente (de ahí que no suelan empedrarse los caminos que discurren en llano),…

.

.

……….Sí, otra vez,…nuestro querido patrimonio… kilómetros de caminos y calles empedradas fruto del esfuerzo colectivo de nuestros antecesores, vuestros antepasados, vuestros abuelos, bisabuelos,… Generaciones de sabios ingenieros de caminos nos legaron una increíble red viaria que intemperie y abandono inexorablemente estrecha, mengua y deteriora al ritmo natural del devenir del tiempo.

.

.

……….Sí, otra vez,… en Benachera,…

……….…otra vez ha pasado la inefable excavadora, arrasándolo literalmente todo a su paso…empedrado, márgenes y “barandilla”, para dejar en su lugar un horror de absurda y efímera pista intransitable, logrando en apenas un desolador rato de frenesí destructivo que jamás podamos volver a apreciar este tramo de histórico sendero con nuestros ojos más que en viejas fotografías. (1)

……….Sí, otra vez, …

……….

……….Pues sabed que seguiré clamando en el desierto mientras sea testigo de la sistemática destrucción de esa “herencia colectiva”.  Y seguiré transcribiendo porciones del dichoso artículo y forzando su lectura hasta que…, hasta que…

……….Sí, otra vez.

 

………Julio, 17 de octubre de 2012.

.

 

Addendum

.

 

.

……….¡Qué belleza de trinquete!

……….¿Veis las lajas que coronan los muros para protegerlos de la humedad? ¿Los palos en enebro o sabina que sujetaban la red? ¿Apreciáis el natural color del mortero que cubre las paredes del frontón? ¿La puerta del fondo? ¿El suelo de tierra pisada?

……….Pues…lo han “restaurado”.

……….Ya no veréis nada de lo mencionado líneas arriba, sino una mole de cemento verde chillón de incógnito uso.

……………………………………………………………………………………………………………………………

(1) Desde el desconocimiento de los detalles y aún a pesar de mi total ignorancia en técnicas de la construcción, me atrevo a afirmar que dar servicio a domicilio de agua potable a Benachera no necesariamente significa incrustar con maquinaria pesada y sin miramiento alguno una tubería en el tramo de sendero empedrado que había sobrevivido a la reciente instalación de las torres de electrificación de la masía (-otra destroza, ahora completada íntegramente desde Benachera hasta su fuente-). Se me ocurren a posteriori varias soluciones alternativas, y si lamentablemente son más onerosas, ello no es excusa para privarnos de elementos etnográficos que gozan de una protección jurídica específica. La pista resultante del desaguisado durará dos días de lluvia y el acceso pedestre a la fuente se verá seriamente dificultado para los propios vecinos. Recordad por último que otra vieja pista cementada daba paso por detrás a la fuente desde hace años, de ahí la futilidad de la nueva y que el depósito de agua, un cubo de hormigón sin mayor disimulo, instalado a escasos metros de la fuente ha acabado de machacar uno de los rincones emblemáticos de Ludiente.

.

Read Full Post »

Casa de Mora

.

……….Proponemos aquí hacer una excursión este verano que deseamos sea de vuestro agrado y a la que estáis todos invitados sin mayores compromisos. Si el verano pasado fueron tres en total las escapadas que se hicieron, una larga (Ludiente-Los Mores), una mediana (El Buinegro) y otra corta (La Cueva Alta), por razones que no vienen al caso, este año, en principio, nos conformaremos con hacer una larga (de unos 12 kilómetros). La propuesta, en síntesis, consiste en subir a Benachera, descender al Barranco Santana y regresar al pueblo por el Camino Real de Cirat, excursión en la que invertiremos todo el día y a la que, en consecuencia, el personal asistente habrá de proveerse previamente, y cargar con ellos, de alimentos para almorzar y comer en la montaña. No es necesario mencionar la “conveniencia” de llevar cantimplora (-sólo contamos con la fuente de L’Azarollo de Benachera  para un eventual repostaje y la de Casa Tadeo no está operativa-) y un calzado adecuado, pues de esos doce kilómetros, sólo aproximadamente los dos y medio últimos transcurren por pista forestal constituyendo el resto senderos en mejor o peor estado).

……….La convocatoria finalmente se ha concretado en el miércoles 8 de agosto a las 8:00 h. de la mañana en La Plaza de Ludiente. Por cuestiones de disponibilidad de los guías la excursión no puede realizarse en fin de semana (-lo sentimos por los que, pudiendo animarse a hacerlo en fin de semana, no puedan hacerlo en laborable por estar trabajando-) y el motivo de madrugar no es otro que el calor propio de las fechas. La idea es subir a Benachera por el viejo camino empedrado, el camino de La Cueva Negra, con la parsimonia propia del desnivel y la temperatura reinante (aunque transcurre este tramo mayormente bajo una espesa pinada), sin agobios y disfrutando del camino y su entorno, con las paradas necesarias para resoplar, apurar pitillos o darle a la bota de vino, por ejemplo. –¡No es una carrera de montaña! La excursión está al alcance de tod@s-. Se ruega puntualidad para la salida de manera que, entre unas cosas y otras, estemos sobre las 10:00 h. (-el sol ya estará picando de lo lindo-) en la hermosa masía dispuestos a almorzar y en su caso volver a llenar la cantimplora. Por cierto, a excepción del inicio de la senda, que nos proponemos hacer por donde siempre ha ido el camino, el resto ha sido desbrozado recientemente con ocasión de la I Carrera de Montaña Villa de Ludiente, circunstancia que aprovecharemos para no “pincharnos” en demasía y, de paso, comprobar que, tras el exitoso evento, los organizadores han cumplido su compromiso de dejar el monte libre de basuras (cintas de plásticos, etc.).

 .

Mapa 1:25.000 (MTN). Ludiente-Benachera-Los Benito-L’Artijuela-Casa Tadeo-Ludiente.

.

……….Desde Benachera, una vez repuestas las menguadas fuerzas, nos dirigiremos, en suave descenso, al Mas de Benito y una vez allí cederemos todo el protagonismo a nuestro amigo de El Tormo Jesús Ángel Minguillón, que amablemente se ha ofrecido a acompañarnos y a guiarnos por este camino histórico recién recuperado y limpiado por él mismo para disfrute de senderistas y que consiste en descender desde allí hasta la Masía de L’Artijuela, por un bello camino. Dependiendo de cómo llevemos el horario y las circunstancias meteorológicas aconsejen, desde el Mas de Benito podemos acercarnos a la próxima Casa de Mora [-albergo serias dudas sobre la toponimia correcta de este pequeño mas, he visto de todo en los mapas: Mas de Luis, Mas de Pardo,…al final me decanté por ’Casa de Mora’, no recuerdo ahora porqué. Se ruega que, si alguien lo conoce con certeza, me lo haga saber-] e, igualmente, una vez en L’Artijuela cabe la posibilidad de acercarnos a la próxima poza de La Caldera, ya en el Barranco, donde con permiso de la sequía que nos azota quizás podamos darnos un baño o al menos un refrescón (-No olviden los bañadores l@s valientes-).

……….De L’Artijuela a Casa Tadeo hay un paso, barranco abajo, y probablemente será allí, donde hay cierta amplitud visual y espacio para explayarse, el lugar escogido para parar a comer a la sombra. La siesta, salvo riesgo de tormenta, será “obligatoria” y sólo después del merecido descanso, con el sol algo más bajo en el horizonte, encaminaremos nuestros pasos de regreso a Ludiente por el viejo y recuperado (-esta vez por Albert & Gulio™-) Camino Real de Cirat.

 .

Ortofotografía (A). Excursión Ludiente-Benachera-Los Benito-L’Artijuela-Casa Tadeo-Ludiente.

Ortofotografía (B). Excursión Ludiente-Benachera-Los Benito-L’Artijuela-Casa Tadeo-Ludiente.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

……….Para acabar, unas breves explicaciones relativas a los imprescindibles mapas que acompañan al texto. Todos ellos son imprimibles en un papel A3, manteniendo la escala,  y a excepción del primero, (un mapa propiamente dicho elaborado sobre la base del Mapa Topográfico Nacional, MTN-25), que está a escala 1:10.000, el resto lo están a 1:6.000 y en ellos, en esta ocasión, he prescindido, para mayor claridad en su visionado, de editar la red completa de senderos y otros caminos y pasos ganaderos. Nuestra ruta es la línea roja. El segundo juego de mapas (son dos mapas y se solapan ligeramente) se han hecho utilizando la ortofotografía del año 2005 del P.N.O.A. y todavía hay una tercera opción para los amantes de las curvas de nivel (superpuestas a la ortofoto).

.

Ortofotomapa (A) Excursión Ludiente-Benachera-Los Benito-L’Artijuela-Casa Tadeo-Ludiente.

Ortofotomapa (B) Excursión Ludiente-Benachera-Los Benito-L’Artijuela-Casa Tadeo-Ludiente.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

………La ruta propuesta no tiene desperdicio y, aunque algo exigente en su inicio por el desnivel existente, cuenta con la ventaja de transcurrir mayoritariamente bajo un apreciable dosel arbóreo que aliviará los “padecimientos” de la marcha, estando su realización al alcance de todos.

……….¡Animaros!¡Estáis tod@s invitados a la excursión!

.

……….Julio, 13 de julio de 2012.

.

Read Full Post »

.

……….A los más atentos lectores les sonará el nombre de Jesús, tanto por los comentarios que aquí ha escrito, como porque figura en el apartado ‘enlaces’ de este blog. El enlace nos redirige a su página personal en Wikiloc, donde ha colgado -y lleva 22 publicadas hasta ahora- una muestra de su acervo andarín en forma de tracks o rutas que pueden ser descargadas para seguirlas provisto de un GPS. (-o sin él, … estoy deseando con verdaderas ganas conocer y patear las dos últimas que ha conseguido realizar-).

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

……….Jesús Ángel Minguillón Capape, os recuerdo, es la persona que buscó, localizó, aseguró y restauró para todos nosotros el camino entre Ludiente y El Tormo, vía El Pozuelo (véase la entrada Caminos históricos de Ludiente (1): El Camino de Torrechiva), aunque fuera según tengo entendido una bienvenida brigada PAMER de Torrechiva la que rematara el tramo a su cargo con una limpieza rigurosa -quizá excesiva-,… y no sé las letras que tendrá, lo digo por lo de vecino “ilustrado”, pero yo me quito el sombrero ante su trabajo. Aunque (todavía) no lo conozco personalmente, a raíz de su irrupción en el blog, algún correo electrónico hemos intercambiado y creo haber llegado a la conclusión de que acostumbra a salir al monte, -¡qué envidia!-, cada fin de semana sin más compañía que el cánido que en las fotos se aprecia y posiblemente dedica su ocio mayormente a una suerte de arqueología de caminos, novedosa disciplina no sé si recogida en Bolonia, que con mayor o menor éxito practicamos algunos excéntricos y que básicamente consiste en, tollaga a través, buscar e intentar encontrar viejos caminos abandonados, ubicarlos y “cartografiarlos” a nuestra manera, limpiarlos hasta hacerlos mínimamente transitables, mientras apreciamos sus restos de empedrado, su “caja”, sus muretes, sus desagües,…[-El amigo Albert y servidor de vds. sabemos de uno donde incluso pervive toda una escalinata de “escalones” de madera-],  y lo más fielmente posible ceñidos a las lazadas del trazado original de los mismos [-Jesús, por lo visto poco amigo de atajos oportunistas, es otro ortodoxo fanático de la fidelidad histórica y del respeto a las generaciones que con tan buen juicio los diseñaron-] disfrutamos del camino y de su entorno inmediato, bichos y plantas incluidos, en pos de los restos de alguna masía perdida donde nos damos un festín de etnología aprofesional (-y de algunas otras viandas y tóxicos varios también-).

……….Bueno,… pues después de esta ya larga introducción, confesaré que todo este post es consecuencia directa del siguiente ‘comentario’ (-léase aquí, please-) de Jesús Ángel en febrero pasado y que, varios meses después y tras diversos y penosos avatares “telemáticos”, finalmente se substanció  con considerable retraso y mediante la más prosaica pero efectiva entrega a domicilio de un CD que se tomó la molestia en dejar a mi nombre en el Restaurante Solsona y portador de la prometida ‘colaboración’ que agradecidos aceptamos en este blog, y que se compone de un total de 41 archivos que, tras ardua y concienzuda reelaboración, a continuación se presentan aquí convenientemente agrupados en tres bloques temáticos, comenzando por una carta dirigida a Ludiente Activo! :

.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Saludos compañeros.

Soy Jesús A Minguillón y os escribo estas líneas, para comunicaros que el camino de La Venta a El Hostal, ya esta abierto, adjunto unas fotografías de la Calleja (tramo del Hostal hasta cruzar el barranco).

Me gustaría comentaros, que es una lastima, que se pueda perder este patrimonio (bancales, callejas, empedrado de los caminos) y os pongo un ejemplo. La Vereda del Paso de Los Mores a Benachera (tramo del Barranco de Sta. Ana a Benachera), esta muy, muy mal, y debía de ser espectacular, la otra cara de la moneda es el camino que va desde La Artijuela hasta La Vereda, es de lo mas impresionante que he visto en estos contornos. Y creo que es labor de todos (senderistas, corporación municipal, guarda forestal y masoveros) cuidarlos, como anécdota os puedo contar que este mes de Agosto pasado nos hallábamos por el camino de Torrechiva, un motorista me pregunto si podría llegar al Pozuelo, imaginar lo que podrían hacer esas ruedas en el camino.

Y como ejemplo de la vida que había en esta zona, os envió estos documentos de Los Mores, El Hostal y La Corraliza.

Saludos

Jesús A Minguillón.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

……….Quizás convenga aclarar, a los menos expertos en “senderismo ludientino”, que cuando Jesús nos habla de la Vereda del Paso de Los Mores Benachera, se está refiriendo al camino que nos cruza el barranco Santana llevándonos desde una a otra masía, pasando por las del Mas de Benito, Mas d’Espelleta y Mas de Pradas y que efectivamente se halla en un estado lamentable, aunque su tránsito es, a día de hoy, factible. Pues bien,… hay otro camino que desde el mismo cauce del barranco y en concreto desde L’Artijuela asciende hasta la citada vereda, más o menos, a la altura de Los Benitos, camino que aparece catalogado en la cartografía oficial del Catastro y que ha conseguido abrir, sin duda no sin gran esfuerzo, para regocijo de senderistas avezados. (-¡con suerte este próximo verano intentaré asomarme y recorrerlo!-). ¡Bravo por la ruta! Aprovecho, por último, para informar a la audiencia [-y especialmente a Jesús, a ver si recoge el guante y el desafío-] de la existencia, al menos en la edición de 1980 del Mapa Topográfico Nacional a escala 1:50.000, de otra interesantísima vía más o menos paralela que, desde Casa Tadeo, ascendía directamente hasta la misma Masía de Benito y que está pidiendo a gritos al menos su prospección.

……….Y vistas ya las fotos y la carta, … vamos con el resto de documentos. El primero de ellos se trata de un cuadernillo Rubio, en concreto, un cuadernillo escolar de Trinidad Miguel fechado en Los Mores en el año 1966. Sus páginas abarcan de marzo a mayo del referido año y, teniendo en cuenta que los otros tres cuadernillos que encontró J.A. Minguillón en esa masía lo son de los años 67-68 y están ya fechados en El Tormo, cabe inferir que el último curso que se impartió en la escuela de Los Mores fue el 65-66: El dato [-a retener, para cuando le toque el turno a Los Mores en la serie Masías de Ludiente-], por sí sólo, es revelador del acelerado éxodo que en aquellos años tenía lugar entre la población dispersa de la comarca, amén de la propia en las cabezas de municipio, si bien el despoblamiento total fue algunos años posterior, puesto que los niños seguirían su educación al menos transitoriamente en la localidad más cercana que contara todavía con el servicio docente, en este caso en El Tormo. Aunque es de suponer que el número mínimo de alumnos preciso para el mantenimiento de una escuela sería superior al actual, sin duda, el cierre de la escuela sería la puntilla que marcaría el declive y ocaso definitivo de esta vecindad.

.

clic en esta carátula para su descarga íntegra en pdf.

.

……….A los que tenemos cierta edad su lectura nos transportará a esa infancia perdida de la típica escuela “nacional” de aquellos años sesenta del siglo pasado, la “consigna” diaria, el dictado y la redacción, las mates o “problemas”, la religión y las ciencias naturales, todo ello recogido cual compendio del saber humano en las típicas libretas tamaño cuartilla o cuadernillos Rubio, el estándar del material escolar de entonces.

……….[-Por cierto dependiendo de la máquina que utilicéis y del sistema operativo instalado, si el pdf. en cuestión se os abre en modo pantalla completa y/o la presbicia/hipermetropía os dificulta la lectura presionad la tecla ‘Esc’ o ‘escape’ y dadle al zoom-]

……….En otro orden de cosas la lectura del cuadernillo, así como los documentos que para finalizar más abajo se disponen me lleva a una reflexión que deseo compartir con vosotros: Todos, en especial los forasteros entre los que me encuentro, alguna vez en algún momento de nuestra existencia hemos incurrido en esa visión romántica de la vida de antaño de estas comunidades, Ludiente incluido, y retrotrayéndonos en el tiempo apenas una generación imaginábamos un ingenuo mundo idealizado, básicamente rural y poco menos que habitado por auténticos Robison Crussoe, de beatíficos hábitos, autosuficientes al cien por cien y ajenos por completo al devenir de los acontecimientos del planeta. Aquí mismo, en este blog, se han deslizado comentarios sobre el supuesto “aislamiento” de los lugareños y su “cerrada” visión del mundo que, por pura pereza, no rebatí en su día. Pues bien,… puedo aseguraros que la educación recibida por los criados en Los Mores en nada desmerece a mi educación capitalina [-y ni se os ocurra contradecirme,  que conservo a buen resguardo todas y cada una de las libretas que utilicé en Primaria, recordad ]. Nada más alejado de la realidad presuponer que los “nativos” de estas tierras, cual indígenas de una isla misteriosa, moradores de un paraíso perdido, no estaban inmersos en la realidad económico-social y política de su tiempo. Sin ir más lejos, en  La Morilla, hace unos cuantos años, encontré entre sus despojos las páginas de un diario correspondientes al inicio de las hostilidades de la 2ª Guerra Mundial, era el periódico del día siguiente a la invasión alemana de Polonia en el año 39 si no recuerdo mal. Y pensar que la carencia de carreteras asfaltadas impedía al personal desplazarse por el territorio, y conocer mundo y gentes, tampoco se corresponde con la realidad. Una vez al mes por lo menos se iba a Lucena a herrar, o a hacer determinadas compras (no se bastaban por sí solos de todo lo necesario para vivir) y si había que ir a Alcora a vender leña para los hornos de las azulejeras se iba, o a ganarse unos jornales con la naranja en La Plana o a segar trigo en Aragón. Una pequeña muestra documental de esta “inmersión” en la cruda realidad se os ofrece a un clic a continuación en formato pdf:

……………-Un comunicado de Falange Española de 1959, interesando al personal, en concreto a un vecino de L’Hostal,  a su asistencia a un cursillo en Ludiente (-¡con cuño local y todo!-).

……………-Una nota de la maestra a los padres “obedeciendo” órdenes de la Inspección de Enseñanza Primaria. (-¡también con su cuño propio!-)

……………-Unas igualas o igualatorios que se abonaban a los médicos y/o practicantes que atendían a la población rural ( -el famoso copago sanitario tan de moda ahora que vamos para atrás,… ¡50 años!– )

.

.

……….Y antes de que, vía desenfreno verborreico, el panegírico (‘πανηγυρικός’) inicial desemboque en furibunda diatriba (‘διατριβή’) daremos por concluida la ‘colaboración’ y el post.

……….Por nuestra parte, Jesús, seguiremos (Albert & Cia.) peleándonos con el camino de Lucena (-¡ya está a punto de caramelo!-)

.

……….Julio, 19 de junio de 2012.

.

Read Full Post »

 

          A la espera de eventuales colaboraciones de los lectores de este blog, continuo por mi cuenta (y riesgo), sin orden preestablecido ni periodicidad determinada, la serie que, hace unas pocas semanas, iniciamos con La Masía de La Fuente La Higuera, aunque vuelvo a reiterar lo ya referido en dicha entrada y es que, fotografías y mapas aparte, poca es la información relevante que, por puro desconocimiento, puedo aportar sobre la inmensa mayoría de las muchas masías que contiene el término municipal de Ludiente. Por información relevante entiéndase cuestiones del siguiente tenor: quiénes la habitaban (qué familia o número de familias moraban en ellas), fuente de la que se surtían de agua potable, qué -y en qué cantidades- se cultivaba en los campos adyacentes, sí disponía de huerta o no y en su caso la balsa o acequia que la regaba, distancia al colegio, hechos o anécdotas remarcables acaecidos en ella, etc., etc. Datos todos ellos que, de ser conocidos por alguno de vosotros, espero y ruego tengáis a bien compartir con el resto de lectores mediante los oportunos comentarios a pie de página. (-unas palabritas, por Dios-).

 

        

          La Masía del Cabezo se ubica en lo alto, prácticamente en la cima, de un cerro, un “cabezo”, bien próximo al pueblo, al oeste del mismo. En sus cercanías, a poco más de kilómetro y medio y prácticamente a la misma altura, encontramos la masía de Benachera, desde donde se accede con facilidad. Su privilegiada situación geográfica, a caballo entre el río Villahermosa y la Rambla Santana, le confiere una belleza singular por cuanto desde ella se disfrutan unas estupendas vistas panorámicas a elegir entre los cuatro puntos cardinales. Por el contrario, esta misma localización, ideal para aficionados a la astronomía, le confiere un marcado carácter por su extrema exposición a fenómenos meteorológicos adversos como fuertes vientos, rayos y tormentas y una poderosa insolación. Sin embargo, la casa principal se apoya en un talud, de manera que, con las dos edificaciones anejas, consigue crear un agradable “patio”, aún no siéndolo, a buen resguardo de los elementos y donde solazarse antes de la caída del sol es, indubitadamente, exquisito placer de dioses. El suelo muy pobre, casi desnudo, con grandes extensiones en las que aflora la roca viva, apenas si permite la proliferación de enebros y sabinas, aunque el invasivo pinar no anda lejos y, en cualquier caso, en las inmediaciones de la masía, apenas unos pequeños bancales estrechos y pedregosos al norte y oeste de la masía en su día admitirían sin duda algún cultivo de secano, pero su escasa producción, supongo, obligaría a los vecinos de la masía a trabajar y cultivar otras fincas más alejadas. De huerta, en tales condiciones, ni hablar.

 

Escala 1 : 6.000

 

          ¿Cómo llegar a la Masía del Cabezo? Pues bien,…  imprimibles en un A4, -un folio, vamos-, arriba y debajo de estas mismas líneas tenéis a vuestro alcance dos mapas, a escala 1:6.000 ambos, que para la ocasión, y con la remuneración habitual, he confeccionado con el objeto de facilitar su posible visita. Visita que, no hace falta recordar, –pero lo haré-, debe ser absolutamente respetuosa con dejar escrupulosamente todo en el mismo estado en que lo encontremos, sin olvidar llevarnos cualquier basura por minúscula que la consideremos.

          La Masía del Cabezo pilla a trasmano en el camino de Ludiente a Benachera por la Cueva Negra, es decir, por el tradicional camino de herradura que, desde el pueblo hasta la masada, tantas generaciones de masoveros y sus bestias y avíos han transitado. En los mapas no se plasma el mencionado camino en su totalidad, sino sólo un tramo, el necesario para iniciar la andadura en la ermita de Santa Rosa de Lima y, manteniendo la altura, seguir la pista forestal, actualmente cementada, para apenas a unos 200 m. dejarla a la derecha, poco antes de una curva y continuar “intuitivamente” por donde mejor se pueda el camino que, aferrado fielmente a la cresta de la sierra (-“del Pozo”, según algunos mapas-) nos conducirá hasta la misma Masía del Cabezo. Los más valientes ascenderán desde Ludiente por la senda (-en proceso de recuperación en mi última visita, hará de esto como año y medio-) y alcanzada la cresta se unirán a la vía antes referida.

          Sin duda, algún otro camino o bajador conectaba nuestra masía con la cercana masía de La Crebá. Puedo intuir por dónde aproximadamente iría, pero no lo he hecho nunca. Otros vecinos de la masía serían los que habitaban Los Vidales.

 

Escala 1 : 6.000. Equidistancia curvas de nivel: 10 m.

 

          La casa principal se conserva todavía en relativo buen estado si la comparamos con otras muchas del término, debido a que fue, según me aseguró Francisco de juanotes, una de las masías que más tarde en el tiempo se despobló. Indicio de ello podría ser la “moderna” canal que recogía las aguas del tejado para su posterior uso, elemento que no es en absoluto habitual en nuestras masías tradicionales. Para eso, a falta de manantial o fuente, estaban los aljibes, construidos en piedra seca, como por ejemplo el existente y en buen estado de conservación de La Cervera. (-véase el aljibe en una foto reciente tomada por Enrique Ruiz el pasado mes de abril-)

          Creo recordar que contaba con su horno adosado ( –en la fotografía del encabezamiento se puede ver en la pared norte de la vivienda visible. ¿O será una fresquera?– ). La caída de la argamasa que la lucía permite apreciar un buen trabajo de mampostería, esos arcos de descarga tan típicos de la zona, la “cremallera” de las esquinas,… Donde pervive su blanco encalado, contrasta con el azulete “bereber” que iluminaba su interior.

 

 

          En fin… el que quiera ver más fotos siempre tiene a su disposición esta presentación de diapositivas.

          Confesaré que no habré estado allí más de dos-tres ocasiones, pero os puedo asegurar que… ¡me la compraría!

         

          [-Acabo de decidir que éste será el leitmotiv, el estribillo, de la serie “Masías”: “me la compro”, conjugado hasta la saciedad. ¡Que le pregunten al amigo Albert, si no lo ha oído mil veces, en nuestras escapadas!-]

 

          Julio 6 de mayo de 2012.

 

Read Full Post »

Este domingo como todos los años los primeros domingos de mayo Benachera se ha vuelto a vestir de gala para celebrar su fiesta en honor a Santa Rosa de Lima.

La fiesta empieza ya el sábado (o antes), pero cuando realmente se concentra más gente es el domingo para recoger el rollo. Días antes se ha engalanado la ermita, además este año se había preparado un toldo para el sol, aunque se temía más a la lluvia.

Después de la misa, de vuelta a la masía el tiempo no pudo aguantar más y se puso a llover, muchos recogieron los trastos asustados por los truenos y la lluvia, pero los que se quedaron pudieron disfrutar de lo lindo

Y para acabar, como no, algo de música y baile como siempre,  jotas, seguidillas y fandangos, entre la gente que se reúne para la ocasión.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: