Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Lucena del Cid’

……….Me lo he encontrado en el apartado “patrimonial” del Riunet de la Politècnica de València, más concretamente en la colección Mapas de la Fundación Luis Giménez Lorente y es de la producción de nuestro ya conocido Tomás López de Vargas del año 1788.

……….En realidad se trata de otra copia del mapa que ya publicamos parcialmente aquí un viernes de enero de este mismo año (-se aconseja a los interesados su relectura-), con la gran diferencia de que ahora, aunque ésta versión carezca de los “colorines” de aquélla, podemos apreciar la obra en su integridad y con una definición que no permitía la chapucera escaneación presentada en aquella ocasión.

……….Entre las personas que cita el autor en el prólogo que aparece en la parte inferior derecha como aportantes de información para la confección del mapa está el cura de Cirat, D. Alonso del Valle y el Doctor D. Tomás Pardo, rector de Lucena. La lectura del citado prólogo resulta muy interesante, y vale la pena detenerse en la observación de leyenda, escalas y cartela.

……….¡Espero que, ahora sí, podáis disfrutar plenamente de este estupendo mapa de un gran cartógrafo español del siglo XVIII!

.

Mapa geográfico del reyno de Valencia. Tomás López, Madrid, 1788.
Universitat Politècnica de València.

.

……….Julio, 3 de julio de 2013.

.

 

Anuncios

Read Full Post »

Por diversos motivos de última hora, …
imagesCAFHFMPF

fundamentados, pero con los que no creo necesario aburriros, se avisa al personal que …
untitledAqueda finalmente DESCONVOCADA la excursión de mañana sábado a Lucena del Cid y aplazada sine die (-o sea, para mejor ocasión-).

imagesCAGIUQX2

Esperamos sinceramente que este aviso, más el “boca a boca”, funcione y no se quede nadie “colgado” en la Plaza esperando sin objeto con la mochila al hombro.

untitled

Lamentamos profundamente las posibles molestias ocasionadas a los “perjudicados”.

Read Full Post »

……….La joya de la corona. La primera edición que conozco de la hoja 615 (Alcora) del Mapa Topográfico Nacional a escala 1:50.000. La encontré hace años en la Cartoteca del IGN (-creo que ahora se puede localizar en la web de descargas del CNIG) bajo los atributos cgn (la ‘c’ indica que contiene una cuadrícula, la ‘g’ que es un mapa de guerra y no recuerdo que era la ‘n’).

……….Que es un mapa de guerra salta a la vista, además de por la fecha de su publicación,  por el simple hecho de que se trata de un mapa inacabado. Supongo que las urgencias bélicas forzaron su apresurada edición (-y limitada y exclusiva tirada, vuelvo a suponer-). Observad la ausencia de las habituales curvas de nivel con la equidistancia de 20 metros propia de la escala del mapa en buena parte de él. Así, las partes correspondientes a los términos municipales de Figueroles, Alcora, Ribesalbes, Cortes de Arenoso y, parcialmente, los de Lucena del Cid y de El Castillo de Villamalefa aparecen con la altimetría completa, sin embargo, en el resto de términos municipales, entre ellos Ludiente, sólo aparecen las curvas de nivel “principales” (de 100 en 100 metros). La explicación no puede ser otra, digo yo, que los autores del mapa se vieran obligados a echar mano de las altimetrías y planimetrías disponibles en ese momento e “improvisar” el resto para componerlo. Recordemos que estos trabajos topográficos venían haciéndose desde principios de siglo, no bajo la cuadrícula de distribución de hojas del MTN, sino por términos municipales, como ya vimos aquí en Planimetría de Ludiente (1909). Cartoludens siglo XX (1), de manera que si de algún municipio sólo contaban con la planimetría, pero no de su altimetría, se limitarían a bosquejar las curvas de nivel múltiplos de cien uniéndolas a las correspondientes altimetrías adyacentes. Ello explicaría también la ausencia, en el mapa que hoy presentamos, de la carretera de Ludiente a El Castillo, cuyas obras, como ya sabemos, estaban más que adelantadas para esa fecha (-esa vía no existiría en la planimetría utilizada de Ludiente y realizada muchos años antes-).

.

1938. Edición de guerra. Hoja 615 (Alcora) del MTN-50

.

……….El caso es que, y ahí quería yo llegar, la planimetría sí que está completa y, con ella, toda o buena parte de la red de caminos vecinales existentes antes de que el asfalto impusiera sus ventajas. Así, podemos por ejemplo “seguir”, entre otros muchos, el Camino de Ludiente a Lucena o a Alcora, el de Cirat o el de Torrechiva, o un “sorprendente” Camino de Segorbe a Ludiente, por citar a bote pronto sólo unos cuantos cercanos al pueblo entre cabezas de municipio (-también hay caminos de herradura a diversas masías-).  El detallado estudio de la cartografía propuesta, toponimia incluida, no tiene desperdicio y tomarse la molestia de georeferenciarlo para montarlo en uno de nuestros actuales y digitalizados SIG’s nos demuestra su buen hacer y precisión.

.

……….Julio, 12 de abril  de 2013.

.

Read Full Post »

.

……….Definitivamente será el sábado 13 de abril, salvo causa mayor, y saldremos desde La Plaza, en Ludiente, a las 10:00 h. de la mañana. Ni madrugones, ni stress, ni competición,… nada más que caminar a ritmo pausado y placentero por parajes montañosos poco o nada transitados y darse una buena dosis de colectivo disfrute de la naturaleza. Almuerzo, comida y cena. No,… lo de la cena es broma (-espero-), pero teniendo en cuenta el numero de horas de sol a nuestra disposición (-el cambio al horario de verano creo que es el próximo sábado-) y que son unos catorce o quince kilómetros, no hay motivo alguno para andar con prisas.

……….Una excursión al alcance, pues, de todos. De todos los que, además de agua y/o otros fluidos potables, lleven la indumentaria adecuada (-prohibido pantalón corto o allá él-) y se aseguren el regreso por carretera a Ludiente. La excursión a Los Mores, por ejemplo, retorno incluido, es más larga, así que casi todas las edades son perfectamente adecuadas para hacer ésta. Adaptaremos el ritmo a las circunstancias, aunque eso sí,… no se admiten “responsabilidades” ni civiles, ni de ningún tipo. Una oportunidad única para conocer el Oriens Ludens a precio de saldo: el disfrute compartido de andar por el monte entre amigos sin miedo a  alejarse del pueblo y acabar medio perdido entre bancales atestados de inclementes tollagas en cuanto se aleja uno de la pista de rigor. ¡Y por una vía histórica que hace decenios que nadie transita desde que dejaron de hacerlo nuestros mayores!

……….Confesaremos aquí nuestra oculta intención: Chafar y patear el camino para consolidar definitivamente la ruta, de manera que, aunque en modo alguno se pretende limpiarlo y marcarlo en su totalidad, se perciba nuestro paso para venideros caminantes. Tijeras, sierras y machetes son bienvenidos (-desbrozadoras no, gracias, mucho ruido y demasiados kilómetros para andar cargado con ellas-),… una tollaga por aquí, una rama de pino por allá, … hito de piedras de vez en cuando… y sin darnos cuenta hemos rehabilitado un camino que parecía irremisiblemente perdido.

……….Logística: Dado que la “rugosidad” del terreno no permite sin heroicos esfuerzos  una ruta circular (-30 kilómetros serían excesivos-) se precisa unos mínimos de organización. Hay que dejar en Lucena del Cid el número de vehículos adecuado para asegurar el regreso de todos los caminantes al pueblo. Así, Albert & Gulio, por ejemplo, ofrecen sin compromiso plaza de vehículo para el trayecto Lucena-Ludiente a otros tres eventuales senderistas que así lo soliciten. (-Nosotros dejaremos uno aparcado el viernes 12 en Lucena. ¡Ojo! ¡estaré “desconectado” entre el 28 de marzo y el 8 abril. Mejor os organizáis entre vosotros mismos, o me buscáis por el pueblo-). Con un segundo coche son ocho los caminantes invitados, con un tercero hasta doce personas que no conduzcan, con cuatro coches se pueden transportar hasta dieciséis personas más los conductores y así sucesivamente. Si por casualidad se apunta a la excursión algún grupo de “forasteros” la tardía hora de la convocatoria da para, sin grandes quebrantos, repartir coches, comprar pan, llenar el termo de carajillo, etc.

……….Por si alguien no se ha enterado todavía, la ruta es la siguiente y, en la medida de lo posible, se hará por el camino histórico.

 .

……….Julio, 26 de marzo de 2013.

 .

 

Read Full Post »

Dedicado a nuestros amigos reduelanos

. 

……….Ya son bastantes los años transcurridos desde que Albert Grau y el que esto suscribe hicimos por primera vez la travesía LudienteLucena. Eran los años 90 y hasta la fecha, si no me he descontado, serán unas 3 veces las que hemos repetido en su totalidad la marcha, siempre buscando las más cercanas alternativas transitables al camino histórico, completamente olvidado y ocupado por la habitual combinación de aliagas, romeros, pinos, coscojas y carrascales.

……….Hoy me complazco en anunciar que el viejo camino, tras una dilatada en el tiempo serie de salidas ocasionales y limpiezas parciales a lo largo de estos últimos años, después de localizar su trazado y abrirnos paso a través de él mediante el ya habitual y esforzado desbroce manual, a veces intenso, pero en tantas otras ocasiones no más allá del mínimo imprescindible para poder progresar en la marcha, está en buena medida abierto al paso del senderista dispuesto a sufrir en distintos trechos los rigores de las tollagas (aliagas) y otras “punchosas”, así como mínimamente señalizado con hitos de piedras en alguno de sus tramos, por lo que una cierta experiencia en senderismo, así como la adecuada capacitación en lectura de mapas es del todo recomendable para quien decida hacerlo siguiendo la cartografía que a continuación se presenta.

……….No mucho más que mapas se ofrece al lector. La selección de fotos se ha improvisado sobre la marcha. El reportaje fotográfico del camino se deja para manos más apropiadas. Las vuestras para cuando hagamos la excursión algún sábado de abril a concretar. ¡Estáis todos invitados! Serán unos catorce kilómetros y se hace “con comodidad” en una jornada. Con la siguiente ortofotografía del PNOA del 2007 os podéis hacer una idea de la ruta. Está a escala 1:25.000 si se imprime en un A3 y las carreteras aparecen en color amarillo y la ruta en verde, en rojo los límites del término municipal y en azul la hidrografía principal.

Ortofotografía PNOA 2007. Camino de Lucena. E: 1:25.000

.

……….El camino de Lucena fue en tiempos un camino muy transitado por nuestros vecinos pues en esa población se hallaba la cabeza del partido y ejercía, por su población e importancia, las veces de capital más próxima a la Villa de Ludiente, además de ser vía de acceso obligado para un montón de masías cercanas a él. La construcción de las carreteras que conectan desde hace décadas las localidades de Argelita, Lucena, Castillo de Villamalefa y Ludiente junto con el éxodo rural forzaron el abandono, casi el olvido, de un camino cuyo trazado nos acerca a Lucena del Cid por la ruta más certera y rápida, mientras disfrutamos de parajes de indudable belleza y panorámicas alturas cercanas a los novecientos metros.

……….El mapa propiamente dicho, con la base del MTN25 del IGN, se ha confeccionado a escala 1:10.000 y para facilitar a posibles usuarios su impresión se ha troceado en tres mapas, con un mínimo solapamiento y con la particularidad de que el primero de ellos se imprime en A4 y el resto, así como todos los demás que acompañan este texto, en A3. En estos mapas, además del camino histórico (en rojo), se ha cartografiado también posibles alternativas de paso (en fucsia), mayoritariamente por pista forestal.

.

Mapa Camino de Lucena (1)

.

Mapa Camino de Lucena (2)

.

Mapa Camino de Lucena (3)

.

……….Los interesados quizás se avengan a continuar con la lectura de estas letras con la descripción más o menos pormenorizada del camino de Lucena a medida que cubrimos las distintas etapas entre las masías que se visitan y,… como no,… con el habitual intercalado de ortofotomapas a escala 1:5.000 (en blanco el camino histórico, en verde sus posibles alternativas), seis para la ocasión,… y alguna foto.
.

La Puebla

.

De Ludiente al Mas de Vicenta

.

……….Sin duda el tramo de Ludiente al Mas de Vicenta es el más conocido por todos nosotros por su cercanía y por su, en general, buen estado de conservación. Al menos en dos ocasiones que sepamos se ha limpiado de maleza el camino con desbrozadoras en estos últimos años por lo que la subida desde el pueblo hasta el Mas de Vicenta no presenta las habituales molestias o incomodidades de la vegetación espinosa presente en otros tantos recorridos por el término municipal, con el aliciente de pasar por La Puebla (y su fuente) y con un desnivel asequible para piernas poco entrenadas aún con representar el primer escalón de importancia que nos depara la ruta hasta Lucena. Unos 300 metros de desnivel son los que se salvan acompañados de vistas inmejorables del río, el pueblo y el Buinegro, y todo ello bajo un dosel arbóreo considerable sobre todo a partir de La Puebla. Señalización no hay ninguna más que un gran hito de piedra, ya tocando la pista y a escasos metros del Mas de Vicenta, pero salvo la salida desde La Puebla, donde cabrá espabilarse (-y si hace falta, usar el mapa para no acabar en la Cueva Alta-), no hay la más mínima posibilidad de pérdida.
.

Ortofotografía Camino de Lucena (1)

.

……….El camino de Lucena original sale desde El Cementerio, (-en realidad un poco más abajo, donde acaban las últimas casas del pueblo cercanas a éste-), al poco pasa junto a los restos de El Peirón, donde se bifurca, a la izquierda, el camino del Castillo de Villamalefa, y enfila por lo que hoy es una pista cementada que nos dejará en La Puebla. Los que no soporten el cemento siempre tienen la oportunidad de ganar La Puebla desde el pueblo por la senda alternativa de Los Majuelos (dejándola a la derecha a la altura del Corral de El Vaquerotopónimo que me acabo de inventar-, el corral que se ve justo encima del Puente Nuevo).

……….Una vez en La Puebla, y tras breve pausa, seguiremos la pista unos 125 metros más para meternos de lleno entre los muros ascendentes del viejo camino y continuar nuestra recién iniciada travesía. No nos extenderemos más en describir este tramo de la ruta a Lucena, aunque quizás convenga recordar que sobre la excursión al Mas de Vicenta disponéis de información adicional aquí.
.

Mas de Vicenta
© Enrique Ruiz

.

Del Mas de Vicenta a Los Cubos de Royo

.

……….Un kilómetro y trescientos metros, sin apenas desnivel, separan una de otra masía y desgraciadamente la cercanía al camino de Lucena de la pista que las une, unido al desmoronamiento de varios bancales y el largo abandono obligan, al menos de momento, a seguir esta vía a lo largo de todo este tramo.
.

Ortofotomapa Camino de Lucena (2)

.

De Los Cubos de Royo al Mas de Gil

.

Los Cubos de Royo

.

……….Alcanzada la masía de Los Cubos de Royo, punto más alto de nuestro recorrido hasta el momento, iniciamos el descenso hacia el Barranco Hondo sin más alternativa posible en esta ocasión que seguir la pista forestal, pues el camino de Lucena se halla desgraciadamente sepultado bajo ella o a muy escasos metros. Cuando llegamos al cruce con la pista que viene de El Molar abandonamos definitivamente este tipo de vía y nos dispondremos a cruzar el barranco a la altura de Las Huerticas, que como su propio nombre indica se trata de una pequeña zona antiguamente irrigada por las aguas del barranco por medio de una pequeña acequia que cruzaremos inmediatamente antes de iniciar la ascensión hacia el Mas de Gil. El cruce del barranco, y en concreto desde la pista hasta el fondo del cauce, está todavía sin limpiar de maleza (-intentaremos limpiarlo antes de hacer la excursión-), pero, con mayor pendiente y por un paso de animales, se puede hacer sin problemas campo a través.

……….Nos enfrentamos ahora al segundo “escalón” de cierta consideración de la ruta a Lucena del Cid. Desde el fondo del barranco en este punto hasta el Mas de Gil son casi doscientos metros de altura los que hay que salvar. Una cómoda y extensa lazada, pendiente de rehabilitación, evitaba a las caballerías subir por la empinada cresta rocosa, también empedrada en su día, que utilizaremos para ascender rápidamente casi la mitad de este desnivel, restando una suave pendiente hasta el Mas de Gil. Un total de tres jornadas de duro trabajo desbrozador, el último en agosto del pasado año con la ayuda de Pablo Tárrega, fueron necesarias para limpiar este tramo tras largos años de total abandono. La cresta carece de señalización alguna y se precisa estar atento a los primeros hitos de piedra, ya casi al final de la misma, para saber donde abandonarla e internarnos por el viejo camino hoy ocupado por el pinar y su conocido sotobosque. A escasos metros del Mas de Gil, cruzaremos la pista forestal que une la Masía de Gasque  con Reduela.

……….Una posible alternativa al camino histórico para alcanzar esta zona, toda ella por pista forestal, consiste en continuar la pista que baja desde Los Cubos de Royo y asciende (-aunque no haya pinchos, es inevitable una empinada rampa odiosamente larga, se advierte-) hasta la Masía de Gasque y desde allí o bien continuar directamente por una pista en desuso hasta el Mas de Mato, o bien seguir la pista hasta el Mas de Gil, de ahí a Reduela y una vez en la restaurada (-aunque no hay agua-) Fuente y Lavadero de Reduela ascender por la senda que allí se inicia hasta el Mas de Mato.
.

Ortofotomapa Camino de Lucena (3)

.

Del Mas de Gil a la Masía de l’Hostalet

.

Masía de Gasque

.
……….Más de cuatro kilómetros separan estas dos masías y aunque en este largo trecho alcanzamos la altura máxima de la excursión, 870 metros sobre el nivel del mar, los desniveles son suaves (ambas masías están por encima de los 800), aun cuando hay que salvar un último barranco de cierta consideración, el del Salto del Caballo. El camino transcurre literalmente (-¡ojo con las tollagas aquí!-) entre las casas del Mas de Gil y sigue por la divisoria de aguas atravesando un bosquete de carrascas (-muy semejante en disposición y tamaño al que se ve en la fotografía de la cercana Masía de Gasque-) camino de la Foia de la Nou, una pequeña llanura ubicada ya en el término municipal de Lucena del Cid. Aunque el camino es perfectamente reconocible conviene advertir que apenas si está sólo ligeramente chafado y sin señalizar y hay que, guiados por los muretes que lo acompañan, sortear ramas y arbustos de todo tipo que, reconozcámoslo, incomodan la marcha en buena medida. Sin embargo mientras proseguimos ascendiendo las vistas panorámicas se abren a nuestros ojos mostrándonos un dilatado paisaje de, a horas solares adecuadas, belleza incuestionable, mare nostrum incluido.
.

Ortofotomapa Camino de Lucena (4)

.

……….Una vez cruzado, y acompañado durante unos 50 metros, el camino de herradura entre Reduela y Gasque, lo dejaremos para irnos a la derecha sin perder de vista nuestro camino mientras nos abrimos paso eligiendo siempre las vías más transitables y cercanas a él hasta alcanzar un espectacular corredor con privilegiadas vistas al Barranco de la Nau, donde podréis empezar a ver hitos de piedra y alguna limpieza precaria [-nuestro amigo de El Tormo Jesús Minguillón nos ayudó y acompañó en la última salida de febrero-] hasta alcanzar esa pequeña cuenca endorreica antes mencionada, la Foia de la Nou. Desde allí iniciamos la navegación por el plano, siempre buscando los muros del camino, hacia la cabecera del pequeño barranco por donde el camino va progresivamente encajándose hasta desembocar finalmente en el Barranco del Salto del Caballo.

.

El Camino de Lucena poco antes de alcanzar su cénit hipsométrico

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

……….Llegados al barranco del Salto del Caballo se advierte con claridad el trazado del camino ahora ascendente en la vertiente opuesta, vuelve sin embargo a desaparecer de nuevo toda señalización y el camino de Lucena, entre muros, está ocupado principalmente por encinas, por lo que hay que seguirlo una vez más por donde buenamente se pueda sin alejarse de él, aunque los pasos no presentan dificultad alguna si se presta la debida atención. Sobrepasamos los restos de una masía o corral y nos toparemos con una pista que bordea una zona de repoblación forestal por donde nos internaremos por el serpenteante camino y justo antes de alcanzar otra pista, ésta cementada, elegiremos la hilera de pinos más conveniente que nos dirija en línea recta al Mas de l’Hostalet. Todo rastro del sendero fue hace bastantes años destrozado, supongo, por los tractores que prepararían el terreno para la plantación de los pinos. Del Mas de l’Hostalet no disponemos de fotografías, ni de su historia (que debe tenerla a juzgar por algún elemento arquitectónico que llama la atención, –una parte de él parece una chalet de principios de siglo XX-), pero fue grande y se ubica en un hermoso paraje.

.

Ortofotomapa Camino de Lucena (5)

.

……….Los amantes de las pistas forestales disponen de una interesante variante de esta etapa, llamémosle ‘Variante del Azagador’. Una vez en el Mas de Mato puede seguirse la Cañada Real de Aragón, que aquí sirve de frontera entre los términos municipales de Ludiente y de Lucena del Cid, hasta conectar con el PRV 327, un homologado sendero de pequeño recorrido circular que aprovecha el inicio de la salida desde Lucena de nuestro camino, pero que poco antes de llegar al Mas de l’Hostalet baja al Barranco del Salto del Caballo por pista, pasando por la Font del Esqueix (‘Fuente del Esqueche’) y se dirige al Mas de Sevilla. La conexión entre la Cañada Real y el Mas de Sevilla se hace siguiendo un azagador paralelo al camino de Lucena, cuyas panorámicas vistas al macizo de Peñagolosa no dejarán indiferentes a los caminantes. Información supletoria sobre este PR puede encontrarse aquí y aquí.

.

De la Masía de l’Hostalet a Lucena del Cid

.

……….Sólo resta descender durante algo más de tres kilómetros desde el Mas de l’Hostalet hasta Lucena, con la facilidad añadida de saber que el camino, todo él a la sombra del pinar, está perfectamente señalizado, pues ha devenido en una parte del PRV antes referido, además de circular primero por una pista que atraviesa y bordea la zona de repoblación forestal, se convierte luego en un transitado y limpio sendero hasta alcanzar, a la altura de un gran fábrica azulejera, la carretera de Argelita a Lucena por donde se ingresa definitivamente en el casco urbano de Lucena del Cid.
.

Ortofotomapa Camino de Lucena (6)

.

……….¿Estará algún día la totalidad del camino de Lucena en las ideales condiciones de disfrute senderista que se nos muestra en la fotografía inferior tomada llegando a la azulejera?

.

.

……….Al menos de momento, depende exclusivamente de nosotros.

………...…………………..

……….De próxima aparición (-algún día-): El Camino Real de Cirat.

.

……….Julio, 25 de marzo de 2013.

.

Read Full Post »

……….Es el año 1900 de la era vulgar (-es decir, del calendario gregoriano-), que se corresponde con el año 6613 del período Juliano de Scaliger, con el año 5900 de la creación del mundo según los libros sagrados, con el 4244 desde el diluvio universal, con el 4144 de la población de España, con el 1867 de la muerte de Jesucristo, con el 667 de la conquista de Castellón, con el 649 de la fundación de Castellón, con el 534 del hallazgo de Ntra. Señora de Lidón, con el 409 de la expulsión de los árabes, con el 63 del último sitio de Castellón, con el 61 del establecimiento del Telégrafo, con el 59 del empleo de los sellos de Correos, con el 23 del Pontificado de León XIII, con el 22 del descubrimiento del Teléfono, 14 del Reinado de Alfonso XIII, además…. la Canícula comienza el 24 de julio y termina el 4 de septiembre, y la provincia de Castellón contaba con 307.107 habitantes.

……….Éstas y otras muchas e interesantes informaciones se contienen en la “Guía Oficial de la Provincia de Castellón para 1900”, patrocinada por  la Excma. Diputación provincial y escrita por Enrique Mhartín y Guix, jefe de Negociado, honorario, Oficial 1º del Gobierno civil, versando sobre Historia y Geografía, Estadística, población y riqueza, Administración central, provincial y municipal, Personal de las oficinas públicas.

……….¿Queréis saber cómo andábamos por estos andurriales en 1900?

……….Pues haced clic en la carátula inferior donde hay un pequeño extracto de varias páginas de las que conforman esa Guía Oficial,  y/o seguid leyendo:

.

.

……….Un viajero que quisiera utilizar algún transporte público para aproximarse al pueblo desde Castellón a Ludiente podía, por dos pesetas, tomar una diligencia a Lucena o bien coger el tranvía a vapor hasta Onda por 1’50 ptas.  Desde dichas localidades no había carretera alguna hacia el pueblo, luego… desde ahí se imponía la “caballería por camino muy accidentado”. Otras carreteras estaban, seguían estando y seguirían estando en proyecto durante muchas décadas. Sabido es que las cosas de palacio van despacio, pero hasta su real implementación ya en los 70 del pasado siglo, el plan de carreteras provinciales aprobado por Real Decreto de 1 de febrero de 1885 no fue más que eso, un proyecto. Me refiero a la carretera “De Toga á la carretera de Puebla de Valverde á Castellón por Argelita, Ludiente y Castillo de Villamalefa”.

……….En “sólo tres molinos de harina” consistían nuestras “fábricas e industrias” en 1900, tal y como refiere Madoz para 1845-50. Sin embargo, Sarthou Carreres cifra en cuatro molinos los existentes pocos años después, en 1913.

……….Muchos sabrán que la calle que conduce a la calle Nueva desde la Plaza se llama calle de Benjamín Ballester. Ahora ya sabemos todos quién fue este señor: maestro de la escuela masculina de Ludiente en 1900. La maestra era doña Emilia Alejo Araceli.

……….Ludiente contaba en 1900 con 1066 habitantes de derecho y 1053 de hecho, de los cuales 293 eran los electores que elegían los 9 concejales con los que contaba su ayuntamiento, cuyos nombres y apellidos, así como sus cargos el lector curioso podrá conocer con la lectura del texto ofrecido. El puesto de la Guardia Civil asignado a los vecinos en aquel entonces se hallaba sin embargo en Villahermosa del Río (El cabo Alfonso Gil Aranda y 6 guardias más) y no en el más cercano de Argelita. Y quien quiera incrementar sus conocimientos en la cronología de los curas que han pasado por el pueblo puede aquí saber que, en ese inicio de siglo, los oficios los celebraban al alimón el parroco D. José Chicoy Latorre y el coadjutor D. José María Vaquer Verdú.

……….Carteros retribuidos por el Estado no los había sino en Lucena y en Onda, y las únicas centrales telefónicas de la provincia estaban en Vinaroz, Villarreal, Burriana y Castellón. El telégrafo más cercano nos pillaba en Segorbe o en Viver y de médicos no se dice nada.

……….Seguro que hay más cosas que leer y descubrir… las 304 páginas las tenéis aquí a vuestra disposición para cualquier consulta en dos partes. Una y dos.

.

….......Julio, 22 de enero de 2013.

.

Read Full Post »

……….Con alertada sorpresa por el largo período ya pasado desde que se inició esta serie de “caminos históricos de Ludiente” con el, hasta ahora, único publicado –el de Torrechiva– y que prometía la progresiva descripción, como mínimo (carto)gráfica, de los caminos que unían Ludiente con todas las poblaciones adyacentes antes de la construcción de las actuales vías asfaltadas, nos disponemos aquí y ahora, un tanto precipitadamente, a proseguir con la tarea emprendida hace más de un año. Y digo ‘precipitadamente’, tanto por la repentina y urgente premura sobrevenida con la consciencia del excesivo lapso transcurrido entre los capítulos, como por la concurrencia de varias circunstancias “temporales” que han desembocado en la “dudosa” elección precisamente del camino de El Tormo, en lugar de optar por otros quizás más “lógicos” como el de Lucena, Toga, El Castillo,… Esas circunstancias que se mencionan son básicamente las siguientes: haber realizado “casualmente” la ruta hace apenas un par de semanas en compañía del amic Albert, tener ya hecha la mitad de la faena (-recordemos aquí que buena parte del camino se superpone con el de Torrechiva-) y, por el contrario, no “haber hecho los deberes” todavía con los otros caminos (-el de Lucena esperamos “terminarlo” de una vez por todas este próximo invierno y el resto… a saber-). Otro aspecto más técnico, susceptible de polémica, o cuanto menos de calfar-se el cap, sobre la ‘dudosa’ elección se explicará más adelante: nos referimos a su “historicidad”.

……….Y por fin, después de estas tan prolijas como vacuas, perfectamente prescindibles, explicaciones a modo de introducción, metámonos en materia:

.

Ortofotografía aérea 2007. E=1:13.000
Camino de Ludiente a El Tormo.

……….La primera etapa del camino es desde Ludiente, por el Pozo Negro, hasta El Pozuelo y, como ya se ha dicho, coincide al 100 % con el camino de Torrechiva hasta ese collado, divisoria de aguas entre el Villahermosa y el Mijares, por lo que se remite al lector interesado a la oportuna revisitación del capítulo primero de esta miniserie: El Camino de Torrechiva.  Es en este punto, en El Pozuelo, donde alcanzamos la cota máxima de nuestra ruta, 670 metros sobre el nivel del mar, apenas unos 240 metros de desnivel desde Ludiente, y allí es también donde la senda deja paso a un ramal de pista forestal que seguimos durante unos 80 metros hasta alcanzar la pista principal y donde se bifurcan ambos caminos: el de Torrechiva por la pista a mano izquierda y el de El Tormo por la pista a la derecha. Esta pista de la que hablamos no es sino el Camino Real de Aragón que, en este tramo, pasa casi sin desnivel bordeando la Muela de Cirat en dirección a la localidad de Onda. Poco es, sin embargo, lo que disfrutaremos del agradable paseo por este histórico camino, pues apenas si transitamos unos escasos 300 metros de esta actual pista forestal y enseguida la abandonamos por la izquierda para iniciar el cómodo descenso, limpio de malezas y marcado con señales de pintura correspondientes a la tipología de sendero de pequeño recorrido (PR), hasta nuestro destino: El Tormo.

.

Mapa camino de Ludiente a El Tormo.
E = 1:13.000

……….Aunque hacía más de 30 años, –se dice pronto– que no bajaba andando a esta vecina población por el camino del Pozuelo y naturalmente no recordaba prácticamente nada de él, mención aparte la esperable invasión forestal sobrevenida en esas tres décadas, albergaba la esperanza de poder seguir sin grandes dificultades el curso del camino con el apoyo indiciario que de normal siguen brindando –con cierto training mucho mejor– esta clase de caminos históricos a pesar de intemperie, erosión y devenir del tiempo (algunos tramos con restos de empedrado, la huella de la propia caja del sendero, el vestigio de alguna calleja o murete, la conjetura de una baranda pétrea,… ”siempre” se atisba el rastro, la estela del camino) al tiempo que contaba con la relativa tranquilidad, por una parte, de mi doméstica “cartografía de campo” (-un mapita de los míos hecho apresuradamente en el que, por procedimientos que no viene al caso explicar aquí, conseguí volcar e incrustar sin muchas distorsiones el track de Minguillón-) y, por otra, de saber exactamente dónde se iniciaba el descenso a El Tormo desde la pista del Camino Real de Aragón (-Albert y servidor, en nuestras andanzas montanas, localizamos y ubicamos hace meses unas marcas de pintura altamente sospechosas de ser lo que finalmente eran: el inicio del descenso-).

……….¡Menos mal que el camino, además de limpio, estaba perfectamente marcado con las referidas marcas de pintura blanca y amarilla!

……….¡Ni empedrados, ni muretes, ni na de na…! Sólo pinos. El camino desciende con suavidad exquisita a través de un bosque interminable, pero… apenas si restan leves indicios de su “historicidad” aunque, como es obvio, “históricamente” se ha caminado entre Ludiente y El Tormo. Y si el “registro fósil” brilla por su ausencia, igual o mayor sorpresa ocasiona su inexistencia cartográfica y/o “catastral”. Efectivamente,… consultadas todas las ediciones del pasado siglo del Mapa Topográfico Nacional a escala 1:50.000, incluida alguna iniciada en plena Guerra Civil que no llegó a publicarse nunca, repasados los 1:25.000 y, en fin…, sujetos a estudio todos los fondos cartográficos a nuestro alcance, en ningún mapa aparece ni total, ni parcialmente el menor registro de la ruta vecinal tantas veces transitada por nuestros mayores. Ni siquiera la morfología del parcelario del Catastro nos ofrece la más mínima pista de su trazado o atisbo de su concreción en el espacio a diferencia del resto de caminos entre poblaciones del entorno que, en su mayoría, aparecen perfectamente deslindados. La única explicación que ahora mismo puedo aventurar para ello tendría un carácter administrativo, jurídico o legal, al no ser El Tormo como sabéis cabeza de municipio, sino estar incluido dentro del término municipal de Cirat, población ésta con la que ya nos une además un camino real perfectamente conocido y catalogado que, last but not least, circunstancialmente pasa a muy escasa distancia de El Tormo.

.

Ortofotomapa del camino de Ludiente a El Tormo. E = 1:13.000

.

……….Y, sin embargo,… el camino está ahí y, por si alguien ahora lo ha puesto en duda erróneamente motivado por las consideraciones anteriores,… siempre ha estado ahí. Nos explicamos: ¿cómo saber, a la vista de las circunstancias expuestas, si el trazado del actual camino limpiado y marcado entre ambas localidades es fiel reflejo del que antaño utilizaban los vecinos de Ludiente y El Tormo? ¿cómo valorar ahora el trabajo de limpieza y recuperación de esta vía hecho por los amigos senderistas de El Tormo y si se ajusta o no, y en qué grado, al diseño primigenio del viejo camino de los ancestros de ambos pueblos? Una vez más recurriremos para ello a la fotografía aérea y concretamente al Vuelo Americano. Si bien en marzo de 1956 estas laderas de solana asomadas al Mijares ya estaban ocupadas en buena parte por el pinar y no estaban en apariencia tan roturadas como muchas otras zonas (la misma partida del Pozuelo por ejemplo), especialmente la parte superior de ellas, entre la Muela de Cirat y la pista que construyó el ejército (-no sé cuál de los dos en contienda-) en plena guerra civil española en paralelo y a mayor altura que la carretera que ahora discurre uniendo los pueblos dispuestos a lo largo del río y que en aquellos años cincuenta finalizaba su construcción, en esas laderas tantos años arboladas, decíamos, se pueden vislumbrar a pesar de la cubierta vegetal y de la calidad y escala de la imagen muchos tramos de caminos y entre ellos –voilà– algunos que se corresponden perfectamente con el camino ahora en estudio, de donde cabe colegir no sólo la “veracidad” del camino marcado respecto al “histórico”, sino la excelencia del trabajo realizado por los autores de su limpieza y responsables de su marcaje. El que quiera verlo con sus propios ojos que consulte el fotograma 712 del rollo 11 de la hoja 615 del referido vuelo.

………..Para acabar, unos breves comentarios a los mapas que acompañan (-y dan sentido-) a este post (-pleno de espesos desahogos cartopáticos-). Todos ellos se imprimen en una hoja A3 para mantener la escala escogida para su edición (1:13.000). El camino cruza en diagonal toda la hoja de una a otra localidad. El trazado del sendero en la subida al Pozuelo se apoya básicamente en la cartografía catastral (-también en la del IGN-) y en el descenso a El Tormo reproduce, a falta de otras fuentes y con algún ligero retoque sobre ortofotografía aérea donde la densa cubierta arbórea lo ha permitido, el marcado por el track del amigo Jesús Ángel Minguillón. Se presentan los mapas, como ya es habitual, en tres versiones: una primera con el camino en color verde sobre la ortofoto de 2007 del PNOA  (se ha señalado también en azul el barranco Santana y los ríos Mijares y Villahermosa, así como la línea límite del término municipal de Ludiente en rojo), una segunda versión sobre el mapa del IGN a escala 1:25.000 con el camino en rojo y finalmente una tercera con el llamado mtn50formado, un fichero vectorial a 1:50.000 con las curvas de nivel equidistantes a 20 metros, superpuesto a la ortofotografía. En todos los mapas, en esta ocasión y para mayor sencillez en su visualización, se ha prescindido de superponer la red de senderos, las vías pecuarias y otras tantas capas, limitándose éstas a masías, fuentes y picos.

……….¡Tomad nota que igual cae ésta excursión el próximo verano con regreso por el Camino Real de Cirat!

.

……….Julio, 12 de diciembre de 2012.

.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: