Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘aceite’

.

……….Virgen extra. Extracción en frío. Artesanal.

……….Estos son los atributos que posee el aceite que se produce en la única almazara que sobrevive a los tiempos en Ludiente hoy en día. Pasaba por allí y tras ver su puerta inusualmente abierta, escuché el extraño alboroto de un domingo 23 de diciembre a las ocho de la mañana en la Calle Nueva. Sabedor de lo que allí se cocía, no pude resistir la tentación de meter la cabeza en tan singular edificio y, por primera vez en mi vida, una vez saludados los allí presentes, observar con el debido interés que la ocasión merecía buena parte del proceso de elaboración del aceite y armado de una humilde cámara fotográfica dejar testimonio de cómo todavía se elabora artesanalmente el oro líquido del pueblo.

……….En este improvisado post poca más información se ofrece. Ni la producción total, ni ningún otro dato relevante de carácter técnico o agrícola: ¿con cuántos socios cuenta la almazara? –municipal no es, es una cooperativa (o sociedad anónima según reza el cartel que la anuncia)-, ¿qué variedades de oliva se utilizan? –me consta que a veces se mezclan para un mismo aceite distintas variedades-, ¿cuántos kilogramos de aceituna se precisan para producir un litro de aceite?, ¿se comercializa algo de su producción o es toda para consumo doméstico?, ¿cómo se reparten los tiempos entre los socios?, … muchas son las cuestiones que ahora surgen sin que vayan a ser resueltas aquí. Esa faena la cederemos a otros más autorizados y con conocimiento de causa. Dejo constancia sin embargo de la existencia histórica de, al menos, otras dos almazaras en Ludiente: la de los Justos, situada en la Plaza en uno de los cuatro edificios que hubo de derribarse para hacer pasar la carretera por el interior del casco urbano del pueblo, tal y como nos contó Paco en un comentario escrito en este blog y la que había frente al Restaurante Solsona, reivindicada por Adelina, cuya imagen apareció aquí por gentileza de Autora Ventura y cuyos restos más significativos (la tolva, grandes muelas de piedra, la prensa, etc.) reposan a la intemperie,  esta vez no en cualquier vertedero afortunadamente, sino embelleciendo las inmediaciones de la piscina municipal.

……….Mucha es la literatura que cualquier interesado en el tema puede encontrar en Internet, así que intentaremos ser concisos y limitarnos a describir el funcionamiento actual de la almazara de Ludiente con ayuda de unas apresuradas (-y carentes de toda calidad-) fotografías de producción propia.

……….La aceituna se vierte sobre una tolva, ahora metálica, donde se eleva y

.

.

 transporta mediante un “tornillo sin fin” inserto en una tubería

.

.

hacia el molino, hoy mecánico, situado en la habitación continua, donde se tritura la aceituna convirtiéndola en una pasta. Años atrás, el papel del ingenio citado (-se aprecia en las fotografías siguientes al fondo de la habitación. La máquina de color verde-), lo realizaban unas grandes piedras de moler, tal y como las expuestas al público en las cercanías de La Piscina, generando esta misma masa. Véase.

……….Esta pasta triturada de hueso, pulpa, agua y aceite se deposita y distribuye pacientemente sobre los capachos, unas esteras de esparto con un agujero en el centro, que se disponen uno tras otro, a la espera de ser presionados de manera constante por una prensa hidráulica extrayendo el líquido resultante en donde el sobrenadante es el aceite de oliva.

.

.

.

.

……….Ésta es la prensa hidráulica. Obsérvese el pistón que eleva la torre de capachos dispuestos para su prensado.

.

.

……….Una auténtica pieza de museo de indudable belleza y una vez más construida en Alcoy, cuando en esta ciudad alicantina florecía la industria metalúrgica en los siglos XIX y XX, y transportada, convenientemente desmontada supongo, desde allí hasta Ludiente (-¡casi 200 km. de distancia!-) a lomos de caballerías.

.

.

……….La fuerza motriz que genera la energía necesaria para elevar el pistón la produce esta bomba hidráulica, quizás de los años 40, que funciona con electricidad y agua comprimida.

.

.

.

……….En las dos siguientes fotografías se observa el sistema de guiado por vías de la “vagoneta” donde previamente se han cargado las capachos atiborrados de pasta de aceituna triturada para colocarla bajo la prensa. Pudiendo pesar más de 1000 kilos el “vehículo”, se ha adquirido actualmente un cabrestante para facilitar su desplazamiento y evitar accidentes como un posible vuelco, tal y como ocurrió el año pasado.

.

.

.

……….Ayudados por una plataforma giratoria el conjunto sale “seco” de la prensa mediante los raíles que se cruzan en ángulo recto, esta vez camino de la sala contigua, donde se saca al exterior el sobrante de la pasta de olivas prensadas para utilizarla en la huerta a modo de fertilizante.

,

.

.

……….Una manguera deposita el líquido resultante del prensado en unas grandes cubetas de plástico donde en unas horas se decanta el aceite sobre el agua. El aceite se deposita posteriormente en otros recipientes del mismo material provistos de un grifo, donde reposa algunos días para así eliminar el poso, quedando listo para su envasado en garrafas y listo para su consumo.

.

.

……….Un buen fuego de leña para calentar el agua necesaria para la limpieza de todos los útiles utilizados.

.

.

……….Y ya puestos a completar el reportaje e ilustrar con imágenes en movimiento buena parte del proceso aquí descrito, con la lamentable excepción del prensado mismo por falta de tiempo, me he tomado la molestia de fabricarme una cuenta en el YouTube ese a fin de poder colgar mi riguroso estreno en el séptimo arte con la producción siguiente, donde se han fundido con apresurado desparpajo y dudoso resultado una diapositiva y cuatro videoclips grabados con el mismo artefacto con que se tomaron las fotografías:

.

.

……….Julio, 31 de diciembre de 2012.

.

Anuncios

Read Full Post »

Como en el mes pasado el refrán de junio hace referencia a la climatología, pero añade las consecuencias perniciosas si aquélla es adversa para las tres principales cosechas como históricamente han sido, el trigo, el vino y el aceite.

Este año San Marcos ha sido “generoso” con las lluvias pues, estoy seguro (Joan nos podrá informar de ello con exactitud) que en cuarenta días ha llovido en Ludiente no menos de 25 por tanto aquél refrán de mayo se ha cumplido casi literalmente.

Pues bien el de junio es el siguiente: “ las aguas de San Juan, quitan vino, aceite y no dan pan”.
Quiérese decir que si llueve por San Juan (24 de junio) unos días antes o después de esa fecha no es nada beneficioso para el trigo pues ya está muy granado y podría tumbarse y como consecuencia pudrirse. La uva ( para vino, no la de mesa que va más avanzada) está en plena formación y también podría irse al traste como la oliva que acaba de cuajar la flor.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: